mayo 5th, 2018 por Miliciano

 

Aunque muchas ya conocemos de dónde viene el primero de mayo, no está de más recordarlo.

El 1º de mayo de 1886 se convocó una jornada de lucha que exigía la jornada laboral de 8 horas, la represión con que fue contestada la convocatoria fue brutal; centenares de detenidos y torturados, 5 obreros ejecutados; la mayoría de ellos eran migrantes, todos eran anarquistas.

No eran los primeros obreros asesinados por exigir su derecho a disfrutar de su vida, tampoco fueron ni serán los últimos.

La solidaridad que siguió a estos hechos convirtió al 1 de mayo en un día de lucha internacional.

Hoy convocamos esta manifestación bajo el lema “trabajar menos para trabajar todas”, hoy la jornada de 8h está en entredicho, puede que no sobre el papel, pero si en la realidad.

Porque:

  • Desde que aceptamos que para mejorar nuestras vidas basta con poner una papeleta en una urna y sentarse a esperar.
  • Desde que los sindicatos se han convertido en gestores de la legalidad.
  • Desde que interiorizamos la sociedad de consumo y nos valoramos por lo que tenemos en lugar de por lo que somos.
  • Desde que adoptamos la moral burguesa y aceptamos mejor una mentira que un grito.
  • Desde que nos ofende ver un contenedor ardiendo o gritar a un esquirol, pero no ver a la policía dar porrazos a quienes aún no hemos renunciado a la lucha.
  • Desde que, en definitiva, nos convencieron de que somos ciudadanos y no obreros; Nuestras condiciones de vida no hacen más que empeorar.

 

Nunca fue tan cierta la frase “los pobres cada vez más pobres, los ricos cada vez más ricos”

Reforma tras reforma, nuestros salarios son cada vez más bajos, nos vemos obligadas a trabajar más horas y nuestros empleos cada vez tienen peores condiciones, en este mundo de usar y tirar las trabajadores somos una mercancía desechable más; Recursos humanos nos llaman.

Vivimos bajo la amenaza permanente del paro, cuando no bajo el acoso de nuestros jefes, que nos presionan para que trabajemos hasta reventar.

Y cuando reventamos, cuando no podemos con la ansiedad, cuando la mierda de vida que tenemos nos lleva a la depresión, nos hinchan a medicamentos psiquiátricos. Como ya pasó en los 70 y 80 con la heroína, adormecen nuestra rabia con drogas.

Arriesgamos nuestras vidas y nuestra salud por mantener unos curros que no dan para pagar el alquiler, mientras ellos se llenan los bolsillos.

Nos roban las pensiones, contándonos no se qué cuentos de no se qué sostenibilidad, ¿qué sostenibilidad?, ¿la suya?, porque la nuestra no les importa.

El tema de las pensiones es tan sangrante, que una casi quisiera tener 20 años más para poder vivir una vejez en la pobreza en lugar de en la indigencia, que es lo que nos están preparando.

Los ataques a nuestras condiciones de vida están siendo tan brutales que han puesto la maquinaria de la represión a funcionar sin que casi hayamos empezado a protestar; son más conscientes ellos de lo que nos están haciendo que nosotras mismas.

Para frenar una revuelta que no ha empezado encarcelan a Músicos, a huelguistas, a twiteros a manifestantes, a gente que simplemente está tomándola en un bar y tiene una pelea con quien no debe. Y es que el estado ya no acepta ninguna forma de desobediencia.

Saben que nos están apretando más de la cuenta y en lugar de soltar aprietan aún más. Por eso vuelven a machacarnos con la idea de patria, y por eso también vemos proliferar los partidos fascistas.

Bien sabe el estado que lo mejor con nosotras es dividirnos, y nosotras, con la cabeza comida con tanta televisión, con tanta avalancha de información, entramos al trapo;

Que, si unas somos de aquí y otras de allá, y lo de aquí es sólo para mí.

Que si nuestro aquí es mejor que el de la vecina.

Que si yo soy fija y tu temporal, que si la subcontrata, que si la ETT, que si de este turno, que si de esta empresa….

Los ricos son cada vez más ricos por que los pobres estamos cada vez más fragmentados.

El retroceso en el movimiento obrero ha alcanzado tal profundidad, que no queda otra que empezar por el principio; tenemos que recuperar la confianza entre nosotras, en nuestros curros, en nuestros barrios, primero en lo cercano, y luego en lo lejano.

Tenemos que vertebrar esta confianza y convertirla en solidaridad, y conseguir que la solidaridad se transforme en lucha, y que llegue a todos los rincones del mundo.

Tenemos que asumir que la lucha obrera tiene que salir del estrecho margen de lo laboral; nuestras condiciones de vida son también nuestras pensiones, nuestra salud, nuestras viviendas, nuestros barrios, la conservación y el respeto a la naturaleza.

La igualdad que queremos no puede encerrarse en ninguna frontera, no puede excluir a los excluidos, ni olvidarse de las personas presas.

La igualdad que queremos no puede construirse dejando en el cajón de lo accesorio al feminismo.

Tenemos que afrontar con valentía la erradicación de todo prejuicio patriarcal, aunque esto casi siempre vaya a generar conflicto con vosotros, compañeros, que muchas veces ni siquiera sabéis los privilegios de los que disfrutáis.

Que muchas veces os negáis a ver la opresión a la que estamos sometidas, nosotras, vuestras compañeras, porque no estáis dispuestos a cuestionaros vuestra coherencia libertaria y aceptar que no hay ideología qué por sí misma sea capaz de erradicar el machismo; que evite que a veces no nos tratéis como iguales.

La lucha será feminista, o no será.

El feminismo será de clase o tampoco será.

La solidaridad no puede constreñirse sólo a lo laboral, sólo a lo económico, tiene que extenderse a todos los ámbitos de muestra vida-

Porque cuando sentimos que detrás de nosotras están nuestras compañeras, hasta quienes están en situaciones más complicadas, o quienes no somos demasiado valientes, ganamos la confianza suficiente para enfrentarnos.

No nos queda otra que enfrentarnos, porque nunca se arrancó ninguna mejora pidiendo, ni delegando, ni votando.

Es moralmente inaceptable que sigamos indiferentes a la insoportable explotación a que nuestros estados tienen sometidas a las poblaciones de los países que llaman del tercer mundo y que debiéramos llamar del expolio.

Nos explotan, se enriquecen a costa de nuestros trabajos y nuestras vidas.

Nos empobrecen con su IPC, sus hipotecas, con sus leyes, y nos echan de nuestras casas.

Dejan que los fascistas nos persigan, apaleen y maten por las calles, y si alguna de nosotras se defiende, si alguna vez cae un fascista, nos encarcelan y nos criminalizan, incluso desde dentro de nuestro entorno.

Sabemos lo que hay que hacer, no hay una fórmula milagrosa, sólo tenemos seguir organizándonos. demostrando por la práctica que sólo entre nosotras, las trabajadoras podemos solucionar nuestros problemas, con la clara consciencia de que ni políticos, ni jueces, ni profesionales del “sindicalismo”, nos van a ayudar.

Las fuerzas están muy desequilibradas y el miedo es lo racional, pero tenemos que apartarlo para dejar paso a la dignidad.

Tenemos que dejar salir la rabia que tenemos en las tripas para enfrentarnos, con lo poco que tenemos contra esta bestia que es el estado y el capitalismo.

Es urgente parar a este capitalismo depredador porque si no nos acabará matando.

SEGUIREMOS ADELANTE

HASTA CONSEGUIR LA TOTAL IGUALDAD

HASTA CONSEGUIR TOTAL LIBERTAD

LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO

No puedo terminar este mitin, sin recordar a nuestro compañero Antonio Morillo, que murió repentinamente hace apenas dos meses,

Morillo, era un compañero integró, solidario, humano.

El año pasado, en el mismo sitio dónde hoy estoy yo hoy, Antonio rendía un merecido homenaje a otro gran compañero, el incansable Jose Luis García Rua.

Hoy desgraciadamente, me toca a mí recordarle a él.

Antonio, Jose Luis, compañeros, os echamos de menos.

 

Viva la CNT

Viva la revolución social

Viva la Anarquía

 

 

 

Publicado en Acción Social, Internacional, Militantes, Sindical Etiquetado como:, ,

Imagen de la pancarta
octubre 9th, 2017 por Miliciano

Alrededor de las 7 de la tarde nos dábamos cita a las puertas de la embajada Italiana un grupo de familiares, amigos, representantes del grupo Propresxs Madrid, Anarcosindicalistas y diversas personas del entorno Anarquista y Libertario. Desde el principio de la concentración una idea clara en todxs los participantes, exigir al estado Italiano la libertad para nuestros compañeros, nuestros hermanos Anarquistas presos en Turín. El día era especialmente señalado por coincidir con el juicio que supuestamente debía de haberse llevado a cabo en Italia, pero que finalmente fue retrasado al día 2 de Noviembre ( vergonzoso!!!).

Durante el acto se leyó en diversas  ocasiones el comunicado oficial de la plataforma de apoyo a Lxs 9 de Turín (una de ellas en Italiano) mientras se sucedían las consignas habituales de la lucha anticarcelaria y gritos en contra de los montajes policiales y la progresiva criminalización de los movimientos Anarquistas. Una enorme pancarta con los nombres de todxs nuestrxs companerxs presos en Turín se mantuvo desplegada a lo largo de la concentración, flanqueada por banderas rojinegras de la CNT. Ningún apoyo por parte de la gente del barrio, algo que ya esperábamos sabedores de que nos encontrábamos en una de las zonas feudo de los votantes del partido Popular y de la ultraderecha Española y presencia de efectivos de la UIP a lo largo de toda la tarde – noche.

 

NI UN PASO ATRÁS EN LA DEFENSA DE NUESTRXS PRESXS!!!

BASTA DE REDADAS, BASTA DE DESALOJOS!!!

TODOS LIBRES, TODAS LIBRES!!!

ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!!!

Imagen de la concentración

Imagen de la concentración

Imagen de la concentración

Publicado en Acción Social, Internacional Etiquetado como:,

Foto de la pancarta
septiembre 23rd, 2017 por Miliciano

¿Dónde está Santiago? Incontables veces han tenido que escuchar esta mañana en la embajada argentina esta pregunta. Y nuestros gritos llamándoles criminales y asesinos. Y han tenido que escuchar que lo queremos con vida, que den la cara, que no aplasten al pueblo mapuche, que los estados obedecen a las multinacionales, que los estados son de naturaleza asesina, que reprimen, torturan y además asesinan.

Ni una respuesta de la embajada; miraban tras los visillos, escondidos tras sus mentiras, tapando las vergûenzas de que se dotan porque son el poder.

A mitad de la concentración una furgoneta del cuerpo diplomático se ha llevado a los funcionarios, no se sabe dónde, a comer a algún restaurante, a hablar con algún empresario, a cambiar “cromos” con algún otro político local… No era la misma furgoneta en la que se llevaron al compañero Maldonado, la furgoneta de la represión. Era la furgoneta de los negocios, la de la explotación, del engaño, de la mentira, era la furgoneta del gobierno argentino.

Y nada ha podido ser más expresivo que la situación; nosotros, la gente, los de abajo pidiendo que digan, que hablen: ¿qué han hecho con Santiago?. Enfrente un edificio vacío y en silencio. Un edificio que representaba en ese momento, de verdad, a la Argentina oficial, la de los unos y la de los otros, la Argentina del silencio, la Argentina que no da la cara.

Podrá decirse que no hemos hecho un acto de masas. Medio centenar de compañeros y compañeras de muy diversas nacionalidades les hemos reclamado respeto, respeto a los que ya desaparecieron y a los que están desaparecidos, a todas las personas que somos susceptibles de ser víctimas de sus crímenes de estado, de las palizas, los encarcelamientos, las desapariciones.

Por mucho Poder que tengáis y que ejerzáis, nunca os libraréis de aquellos que sabemos quiénes sois y por qué y para qué actuáis.

Ni Estado, ni Capital
¡¡Por la Igualdad, por la Anarquía ¡¡

Publicado en Acción Social Etiquetado como:

Concentración 23/9/2017
septiembre 12th, 2017 por Miliciano

Cartel de la concocatoria

Santiago Maldonado “el Lechu”, compañero anarquista en la defensa del pueblo mapuche, está desaparecido en manos de la Gendarmería argentina. El 1 de agosto de 2017 las fuerzas represivas del estado argentino allanaron con brutal violencia el Lof de Resistencia Mapuche de Cushamen, al sur del país, próximo a la frontera chilena. Este territorio, originario del pueblo mapuche, les fue arrebatado por el gobierno para ponerlo a disposición del capitalismo y la devastación, continuando con el hostigamiento y expolio que la población indígena enfrenta desde la formación de los estados argentino y chileno (fronteras, además, que no se corresponden con el territorio ancestral indígena y por el que no pueden moverse libremente).
Cualquier tipo de devastación les sirve de negocio: la tala forestal, la extracción de petróleo, las centrales hidroeléctricas, las infi nitas hectáreas de cultivos transgénicos, o como en este caso: la explotación animal, pues estas tierras se las apropió la empresa italiana Benetton (Compañía de Tierras del Sud Argentino) y en ellas explotan a cien mil ovejas para la producción de lana.

La Gendarmería entró en la comunidad disparando balas de plomo y pelotas de goma, agrediendo a la gente y quemando sus pertenencias. Algunas personas cruzaron el río para escapar y varias personas declaran haber visto como pegaban y se llevaban a alguien en una camioneta.

Desde entonces no se sabe nada de Santiago Maldonado. En ninguna de las comisarías de la región se registra su ingreso y la ministra de seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, ha tardado cinco días en reconocer que no se conoce su paradero y que Gendarmería no está implicada.

Este allanamiento no es un caso aislado: ocurrió en el mismo Lof el enero pasado y forma parte de la cotidianidad del pueblo mapuche y todas las comunidades indígenas, que resisten y enfrentan cada día el hostigamiento físico y psicológico por parte de las fuerzas de estado. Y esto quiere decir: balas de plomo, destrozo de sus casas y pertenencias, agresión física y verbal, intimidación, ilegales procesos de espionaje y montajes políticos y policiales para justificar el encarcelamiento de sus miembros más activos. Este es el caso de Facundo Jones Huala, lonko mapuche detenido en junio, encarcelado en Esquel y en huelga de hambre actualmente.

El mismo jefe del gabinete de seguridad del estado, Pablo Nocetti, declara estar coordinando las acciones represivas contra los miembros de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Además avala las intervenciones violentas yallanamientos ilegales en las comunidades. El RAM es un grupo de resistencia mapuche que lucha por recuperar la vida en el territorio originariamente habitado por su pueblo. Poder dar, así, continuidad a su existencia, que por todos los medios los estados quieren destruir. Porque esta existencia no se rige por sus normas y no admite la sumisión.

Concentración el sábado 23 de septiembre a las 12:00 h frente a la embajada Argentina, calle Fernando el Santo, 15

Basta de impunidad policial y terrorismo de estado
Por el fin del hostigamiento a la lucha mapuche
y los pueblos originarios
Por la libertad de Facundo Jones Huala
Boicot a Benetton
Exigimos la entrega de Santiago Maldonado

Publicado en Acción Social, Internacional Etiquetado como:

Foto de la pancarta
septiembre 9th, 2017 por Miliciano

Foto del acto contra Uber en su sede de Madrid

El sábado 9 se septiembre fue fijado por la AIT como día de apoyo internacional a los conductores de Uber los cuales, organizados en KUMAN y con el apoyo de PPAS (Hermandad de Trabajadores Anarco-Sindicalistas, asociada a la AIT) pedían la realización de actos contra la empresa Uber.

El conflicto surge a partir de la negativa de la empresa Uber de reconocer unos mínimos derechos laborales a sus conductores, que tienen que realizar su trabajo en unas condiciones míseras y económicamente insostenibles. Este conflicto provocó la huelga que realizaron los trabajadores el 19 de agosto. Las reivindicaciones de los trabajadores pueden consultarse en esta página web.

Nuestro sindicato, como acto de solidaridad y para visibilizar el apoyo mutuo entre las organizaciones anarcosindicalistas de todo el mundo, realizó una concentración en la sede que la empresa Uber tiene en Madrid, dejándole claro a dicha empresa que si el capitalismo no tiene fronteras, la solidaridad tampoco.

¡Si nos tocan a un@, nos tocan a tod@s!

Touch one, touch all!

 

Publicado en AIT, Internacional, Sindical Etiquetado como:, ,