Nos ha dejado Santi, que la tierra te sea leve, compañero.

Salud compas,

Ayer nos dejo el compañero Santi.

Alérgico a la burocracia no fue de los que toman cargos, salen en enciclopedias o tienen crónicas épicas. El formó parte de los imprescindibles; los de calle.

Su carácter afable, don de gentes, fraternidad y solidaridad ha hecho que sea querido en todas partes por donde pasó.

Trabajador de Correos ingresó en el Sindicato de Trasportes de la CNT de Madrid allá por los finales de los 70. Ya traía su adhesión a la acción directa y a la fraternidad, participando activamente en todas las iniciativas que se tomaban.

Inquieto, revoltoso, gamberro… deja en todos los que le conocimos un hueco insustituible.
Salud , compañero, amigo, hermano.

Haremos realidad la revolución social y allí estarás con nosotros.

Que la tierra te sea leve ¡¡¡