Comunicado de los hechos del 27 de octubre de 2018 en Villaverde y Madrid

El sábado 27 por la mañana, en el local de la CNT de Villaverde, tuvo lugar el pleno de la Regional Centro de la CNT. A él asistieron delegaciones de la mayoría de los sindicatos de la Regional Centro, así como unos 60 observadores. En el punto 5 del orden del día se proponía la resolución del conflicto en la Federación Local de Madrid, donde se discutía su posible desfederación que se concretaba en la expulsión de lxs afiliadxs del Sindicato de Oficios Varios.

 

A pesar de ello, con los votos afirmativos de Valladolid, Villaverde, Ciudad Real, Gráficas Madrid, Transportes Madrid, Sierra Norte, y la abstención de Aranjuez, se llevó a cabo la desfederación de toda la Federación local de Madrid, por una pequeña diferencia de votos. Para la resolución del supuesto conflicto no hubo la menor posibilidad de diálogo ni de consenso, ni se tuvieron en cuenta los esfuerzos de la mayoría de los sindicatos de Madrid para resolverlo.

 

A consecuencia de lo anterior, todos los sindicatos que formaban la anterior Federación Local quedábamos expulsados. Tras una segunda controvertida votación se aprobó que podían volver a afiliarse al pretendido nuevo Sindicato Único de Madrid, todas las personas expulsadas excepto la afiliación del Sindicato de Oficios Varios de Madrid, que ha quedado proscrita.

 

Mucho antes de haber terminado el pleno, tenemos constancia de que a los locales de la plaza de Tirso de Molina, llegaron unas diez personas encabezadas por el secretario de la regional Centro, quienes sin haberse acabado de tratar el citado punto 5 ni por tanto haberse formalizado la desfederación, procedieron a cambiar la cerradura de la puerta principal de los locales de la segunda planta, echando por la fuerza a un compañero del SOV Madrid, que estaba de permanencia, y atrancando la puerta por dentro con gran cantidad de mobiliario. Abandonaron los locales saliendo por la puerta trasera de dicha planta.

 

A eso de las 13:45 h. una compañera de otro sindicato entra en el edificio y sube a la segunda planta; allí se encuentra con que no sólo no había nadie dentro, sino que en la puerta de entrada estaba colgado un cartel que decía lo siguiente: “Por acuerdo del Pleno Regional quedan clausurados los locales de la Federación Local de Madrid y suspendidas sus actividades hasta nueva comunicación”.  Insistimos en que lo referido estaba sucediendo mientras aún seguía celebrándose el pleno regional Centro, es decir, mientras la decisión de la expulsión aún no se había tomado.

 

Allí también se encuentran poco después dos compañeras del SOV Madrid y del SEIS que deciden subir a la sexta planta. Después de llamar al timbre y comprobando desde dentro quién había, a través de la mirilla, se abre la puerta tras escucharse varios giros de llave.

Al entrar, una de las personas que se encontraba dentro cierra la puerta inmediatamente, girando la llave.

 

En el local de la sexta se encontraban al menos una docena de personas del sindicato de Artes Gráficas de Madrid y de otros sindicatos de fuera de Madrid que actuaban en connivencia con el primero. Una de las dos compañeras se identifica y pregunta por las llaves de su sindicato. Les dicen que no las tienen, que se las pidan al Regional, que los locales sindicales están clausurados, puesto que ya no existían sus sindicatos y que se marchen.

 

Las compañeras vuelven a pedir las llaves, explicando que orgánicamente aún no se había tramitado nada y que el pleno aún no había finalizado; insistiendo en que no se irían hasta poder entrar en los locales de sus sindicatos.

Uno de ellxs les grita entonces que: “o se van por las buenas o por las malas”. Seguidamente, una de las compañeras es empujada y rodeada por varios individuos, siendo arrastrada en dirección a la puerta, haciéndola caer al suelo, mientras la otra compañera intenta separarles.

 

Cuando los ánimos se calman, se oyen las voces de más compañerxs desde fuera del local pidiendo que se les abra la puerta y dejen salir a las compañeras. Ellas, desde dentro  piden salir porque una de ellas está comenzando a sufrir un ataque de ansiedad. Como ellxs se niegan entonces a abrir la puerta y dejarlas salir, lxs compañerxs que están fuera deciden forzarla para permitir la salida de sus compañeras.

 

Cuando lxs individuxs de dentro se percatan de que van a conseguir entrar, las dos compañeras ven como un miembro del Comité de Artes Gráficas de ellos entra dentro del salón y sale con un extintor en las manos. Una de ellas, que estaba intentando apartar el altavoz que atrancaba la puerta para poder salir, al ver como esa persona apuntaba el extintor hacia la gente de fuera, a través del agujero hecho en la puerta, intenta evitarlo. En ese momento la otra compañera ve cómo el individuo apunta con la manguera a diez centímetros de la cara de la primera, y cómo le dispara el extintor a bocajarro al menos por dos veces. Se lanza para pararlo y forcejeando entran lxs tres dentro del salón.

Allí las vuelven a atacar, las tiran del pelo y se les intenta golpear con una pala, pero logran defenderse y zafarse y, con mucha dificultad para respirar y poca visibilidad debido al polvo del extintor, consiguen dirigirse hacia la puerta para tratar de salir del piso.

 

Una de ellas, ayudada desde fuera, consigue pasar a través del agujero abierto en la puerta, para segundos después sufrir un ataque de ansiedad. La otra trata de retirar el altavoz que bloqueaba la puerta de entrada al local.

 

Cuando los compañeros logran por fin acceder al piso, los agresores de las compañeras abandonan el inmueble por su propio pie y sin sufrir ningún daño.

 

Unos minutos después, la policía se personó en el edificio, creemos que llamados por las personas que habían estado en el interior, ya que las compañeras oyeron varios comentarios al respecto.

 

Posteriormente, las compañeras acudieron a urgencias para ser atendidas.

 

Dado lo extraordinario y grave de lo sucedido, para evitar males mayores, y dado que las sedes sindicales de Tirso de Molina pertenecen a los sindicatos que los han llenado de actividad y lucha, es decir, de vida, la militancia del SOV Madrid, Metal y SEIS se han hecho cargo de dichos locales, en tanto se resuelve la situación dentro de la Federación Local.

 

La Federación de Sindicatos de Madrid hacemos un llamamiento a todos los sindicatos y militantes leales a los principios anarcosindicalistas revolucionarios que dieron origen a la CNT y a la AIT, que nosotrxs siempre hemos defendido, con el fin de que se conozca la verdad, se difunda y apoyen nuestra lucha.

 

Ni debemos ni vamos a consentir que nuevamente, a través de las manipulaciones y los procedimientos tramposos, ilegítimos y jerárquicos a que ya nos tienen acostumbradxs quienes ahora controlan los Comités de la Confederación, eliminen de un plumazo tantos años de sacrificio y lucha, que tantxs militantes comprometidxs han aportado y aportan a nuestros sindicatos y a la Clase Obrera.

 

La Federación Local de Madrid sigue y seguirá habitando y llenando de vida sus locales para que, desde estos muros que contienen tantos años de historia anarquista y anarcosindicalista, continúe la lucha radical y revolucionaria por un mundo libre e igualitario; para que algún día, destruida ya la aberración que es el capitalismo, un mundo nuevo, comunista libertario, de todxs y para todxs, integrado en la naturaleza que nos sustenta, ilumine este pequeño, frágil y singular planeta que compartimos.

 

 

 

Federación Local de Madrid